Mosul necesita 35.000 policías

Los italianos está en ello

Mosul necesita 35.000 policías Mosul necesita 35.000 policías
Con el sonido de fondo de disparos de fusilería en la distancia, un instructor de la policía militar italiana, los Carabinieri, voltea con suma... Mosul necesita 35.000 policías

Con el sonido de fondo de disparos de fusilería en la distancia, un instructor de la policía militar italiana, los Carabinieri, voltea con suma habilidad un fusil para demostrarles a los alumnos que tiene delante cómo se recarga de una forma rápida y eficaz.

Los alumnos son miembros de los Zeravani kurdos, que también son policías militares. Manipulan con cierta torpeza sus fusiles en un intento por imitar los fluidos movimientos del instructor.

No obstante, los instructores Carabinieri presentes en el lugar parecen contentos con lo que ven. Estos alumnos llevan tan sólo unos días de entrenamiento, el cual dura varias semanas o incluso hasta un año, pero parecen muy involucrados y con ganas de aprender.

Más les vale. Los italianos estimaron que podrían ser necesarios más de 30.000 policías bien entrenados para mantener el orden solo en Mosul, una vez que el Estado islámico sea expulsado de esta estratégica ciudad.

Aunque las clases de hoy tratan sobre el empleo adecuado de las armas, el objetivo general de este curso para los Zeravani se centra en el trabajo policial. Las clases de este curso, impartidas en inglés y traducidas al kurdo, se dirigen específicamente al desarrollo de capacidades tales como la investigación de la escena del delito, el registro de personas y vehículos, los controles de carretera, y cosas por el estilo.

El entrenamiento, que tiene lugar en un lugar inmenso a las afueras de Erbil conocido como el Zeravani Tiger Training Center [Centro de Formación Zeravani Tiger], constituye un esfuerzo conjunto por parte de los gobiernos occidentales que trabajan contra el Estado Islámico, entre los que se incluyen el gobierno estadounidense, el italiano, el británico y el alemán, pero también el holandés, el noruego, el finlandés y el húngaro, que habitualmente no reciben mucha atención por su participación.

Con el fin de unificar la asistencia militar ofrecida por tantas naciones, éstas acordaron que operarían bajo un mismo paraguas conocido como Kurdistan Training Coordination Center [Centro de Coordinación del Entrenamiento de Kurdistán]. Sin embargo, los italianos, por detrás únicamente de Estados Unidos en número de tropas desplegadas sobre el terreno en Iraq, están aportando algo único.

Foto de Eleonora Giuliani

Italia es el único país que imparte formación policial en todo Irak, incluido Kurdistán.

La idea del trabajo policial en una región devastada por una guerra a gran escala puede parecer de menor importancia, a primera vista. Pero hay que destacar que los Zeravani, al igual que sus instructores Carabinieri, son policías militares.

En tiempo de paz, los Carabinieri italianos realizan una función policial. Pero si Italia entrara en guerra los Carabinieri realizarían funciones regulares de combate. En otras palabras, llevan dos gorras.

Los Zeravani kurdos funcionan de la misma forma. Están bajo el control del Ministerio del Interior kurdo, pero también forman parte de los Peshmerga, las Fuerzas Armadas de Kurdistán, por lo que prestan su apoyo tanto a la policía civil como a las Fuerzas Armadas.

Foto de Eleonora Giuliani

“Este doble papel parece ajustarse adecuadamente a las complejidades del panorama en Kurdistán”, decía un policía italiano. Los instructores Carabinieri prefieren permanecer en el anonimato. “En un momento dado puede que tengan que actuar como policías y realizar un trabajo policial, y acto seguido puede que tengan que actuar como soldados”.

Sin embargo, el trabajo policial resulta cada vez más relevante en Kurdistán tras los múltiples reveses que ha recibido el grupo terrorista Estado Islámico desde su punto álgido en el verano de 2014. En la actualidad el Estado Islámico ha sido completamente expulsado del territorio que reivindica Kurdistán y parece estar cerca de ser expulsado también de Irak.

Por lo tanto, en este momento la preocupación de Kurdistán radica más en hacer frente a la insurgencia que no en entablar una guerra mecanizada a gran escala.

En Kurdistán muchos creen que un Estado Islámico que actúe como insurgencia resulta más peligroso que en su forma actual para Kurdistán. “El ISIS será más peligroso de lo que es en la actualidad después de que haya sido totalmente derrotado. A día de hoy se encuentra contenido dentro del territorio que ocupa, pero tras su derrota estará en todas partes”, explicaba un Carabinieri.

Los métodos para luchar contra la insurgencia resultan muy distintos de los utilizados en una guerra convencional. La insurgencia requiere trabajo policial. Un ejemplo en concreto que citaba un instructor Carabinieri es el de un insurgente que se dedique a fabricar bombas. Los dispositivos explosivos improvisados [Improvised Explosive Device (IED)] constituyen una de las armas más potentes del arsenal de los insurgentes.

Estos dispositivos explosivos improvisados (IED) resultan bastante devastadores, pero es que además, en manos experimentadas, son fáciles de preparar y colocar. “Puede que sean necesarios los soldados para despejar una ciudad ocupada por el enemigo, pero hace falta el trabajo de un investigador de la policía para desmontar cuidadosamente un IED, preservar potenciales evidencias y posteriormente realizar el seguimiento de las huellas dactilares o el ADN para llegar hasta un fabricante de bombas que se esconde entre la población en general”, explicaba el instructor Carabinieri.

Foto de Eleonora Giuliani

El entrenamiento que imparten los italianos se lleva a cabo en tres ubicaciones de Kurdistán, Sulaymaniyah, Atrush y Erbil, siendo Erbil la que alberga el mayor centro de formación. Además para todo Irak existe un contingente de Carabinieri que dirige un programa de entrenamiento para el gobierno iraquí en Bagdad.

Durante nuestra visita, daba la impresión de que los italianos disfrutaban con su trabajo y solían bromear alegremente con el capitán Darsem Mawlud, el oficial de coordinación kurdo del centro de entrenamiento. No obstante, cuentan que las cosas no siempre son tan llevaderas. En algunas ocasiones al empezar un curso tienen que enfrentarse a las reticencias de los alumnos.

Los Carabinieri son plenamente conscientes del hecho de que les están dando consejos a hombres y mujeres kurdos que puede que lleven décadas combatiendo. Pero, estas mismas personas, aunque no carecen de valentía o experiencia, suelen carecer de cualquier entrenamiento. Abordar esta incongruencia puede requerir un alto grado de diplomacia.

Los instructores explicaban que tienen mucha mano izquierda en su trabajo con los kurdos. En lugar de decirle a los kurdos simplemente la forma “correcta” de hacer algo, los italianos le piden a los Zeravani que les enseñen cómo lo hacen ellos, por ejemplo, cómo engrilletan a un detenido. Después de que los kurdos les enseñan sus métodos, entonces los italianos les enseñan a los Zeravani cómo hacen eso mismo los Carabinieri italianos.

Los métodos que suelen enseñar los italianos permiten manejar con mayor seguridad a un detenido o disparar una pistola con mayor precisión o algún otro grado de mejoría en lo que sea que se esté tratando. Los alumnos kurdos observan todas estas ventajas y después se disipan sus reticencias a probar y adoptar los métodos utilizados por los Carabinieri.

Por lo tanto, el ejercicio evita herir los delicados egos y se convierte en un intercambio de experiencias en lugar de ser una relación jerárquica alumno-instructor.

Aunque los italianos hayan proporcionado entrenamiento militar y policial a miles de iraquíes y kurdos, un Carabinieri decía que harían falta 35.000 policías para asegurar Mosul una vez se expulse al Estado Islámico de la ciudad.

Con semejante número, este Carabinieri especulaba que en esta parte del mundo van a ser necesarios durante muchos años venideros los instructores italianos y de otras potencias occidentales que constituyen el Kurdistan Training Coordination Center [Centro de Coordinación del Entrenamiento de Kurdistán].

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El Blog de Tiro Táctico.


  • 100% ad free experience
  • Get our best stories sent to your inbox every day
  • Membership to private Facebook group
Show your support for continued hard hitting content.
Priced at $19.99 per year, the first 200 people to sign up will receive a free War is Boring T-Shirt.
Become a War is Boring subscriber