Iraquíes y estadounidenses se contradicen respecto a la ‘Masacre del Convoy’ del ISIS

WIB front July 24, 2016 0

Helicóptero de combate Mi-28N del Ejército de Tierra iraquí volando a baja cota sobre el desierto occidental iraquí. Foto del Ejército de Tierra iraquí...
Helicóptero de combate Mi-28N del Ejército de Tierra iraquí volando a baja cota sobre el desierto occidental iraquí. Foto del Ejército de Tierra iraquí a través de ACIG.info

Puede que entre el fuego cruzado hayan caído civiles

por ARNAUD DELALANDE

Durante la noche del 28 de junio de 2016 un largo convoy de vehículos que supuestamente transportaban a miles de combatientes del Estado Islámico abandonaba Fallujah, en el centro de Irak. A lo largo de los dos días siguientes alguien destruyó la mayor parte de ese convoy, unos 260 vehículos, y acabó con unos 750 combatientes.

El 30 de junio el Ministerio de Defensa de Bagdad declaró que había atacado el convoy desde el aire.

Posteriormente, el mismo 30 de junio, el portavoz de la coalición que integra la Combined Joint Task Force-Operation Inherent Resolve (CJTF-OIR) [Fuerza Operativa Conjunto Combinada Operación Resolución Inherente] declaró que las fuerzas de la coalición también habían participado en los ataques aéreos, pero los iraquíes lo negaron.

¿Realmente quién estuvo implicado y cuál fue el verdadero blanco de los ataques? Se lo pregunté a los pilotos militares iraquíes. Y lo que me dijeron contradecía la versión oficial de la coalición.

Entre las 2100 y las 2200 horas del 28 de junio, la inteligencia militar iraquí detectó el movimiento de numerosos vehículos que partían desde Faluya en dirección suroeste por la carretera de Amiriyat Faluya.

Helicópteros del Ejército de Tierra iraquí se encargaron de seguir sus movimientos. En torno a las 2200 horas de aquella noche, los informes de inteligencia indicaban que combatientes del Estado Islámico huían de Fallujah, lo que según parece explicaría ese gran convoy.

Bagdad trasladó esta información a los estadounidenses, pero la CJTF-OIR no autorizó a sus aviones de combate para atacar la zona en cuestión, dado que los vehículos implicados podrían transportar civiles.

El convoy del ISIS comprendía más de 400 vehículos, la mayoría de los cuales eran civiles. Los iraquíes están convencidos de que la mayoría de sus ocupantes eran combatientes. Foto del Ejército de Tierra iraquí a través de ACIG.info

Así que los pilotos iraquíes tomaron la iniciativa. Llamaron a sus dirigentes políticos en Nayaf y, cuatro horas más tarde, recibieron la orden de atacar. Los dos primeros helicópteros despegaron a las 0130 horas de la madrugada del 29 de junio. Cuando llegaron a la zona fueron recibidos desde tierra por el fuego de armas automáticas pesadas.

Los disparos confirmaron a los pilotos que se trataba de un convoy del Estado Islámico. Los pilotos contabilizaron más de 400 vehículos. Nunca antes habían visto una columna con tantos vehículos.

Entre los vehículos destruidos por los iraquíes había varias excavadoras y un gran número de los llamados vehículos “técnicos”, vehículos tipo pickup que llevan un cañón antiaéreo ligero o una ametralladora pesada montada en la caja. Foto del Ejército de Tierra iraquí a través de ACIG.info

En una serie de encarnizados ataques que duraron varias horas, helicópteros iraquíes destruyeron más de la mitad del convoy y acabaron con decenas de combatientes.

Las fotos y vídeos de las consecuencias de este ataque que han aparecido en las redes sociales muestran claramente que el convoy comprendía una mezcla de vehículos civiles y militares. En un vídeo se puede ver un gran número de cohetes contracarro no guiados M79 Osa al lado de varios vehículos.

Aún así es posible que algunos de los vehículos llevaran familias de combatientes, que supuestamente es por lo que Estados Unidos rechazó inicialmente participar en la operación.

Según el Coronel Chris Garcer, portavoz de la CJTF-OIR, al final aviones estadounidenses participaron en los ataques contra el convoy, pero evitaron expresamente la parte de la columna que la coalición sospechaba que transportaba civiles.

Poco después de la destrucción del primer convoy, la inteligencia militar iraquí tuvo noticias de otro convoy del Estado Islámico, de unos 30 vehículos, que abandonaba Faluya en dirección noroeste.

A continuación se tuvieron noticias de que combatientes del ISIS, al parecer supervivientes de la primera columna, estaban matando a muchos civiles al este de Ramadi. El 30 de junio el Ejército de Tierra iraquí desplegó varios helicópteros de reconocimiento Bell 407 y helicópteros de combate Mil Mi-28 para llevar a cabo un reconocimiento de la zona.

Tras recibir el fuego de armas automáticas desde tierra los pilotos iraquíes empezaron a maniobrar para tomar posiciones y atacar, pero esta vez el Ejército del Aire estadounidense ordenó a todos los helicópteros que desalojaran la zona. Una vez que los iraquíes abandonaron la zona, cazabombarderos bajo el control de la CJTF-OIR lanzaron su propio ataque.

Aquí se pueden ver niños heridos durante las operaciones de combate relacionadas con el segundo convoy del ISIS del 30 de junio, que están siendo evacuados en un helicópero EC.635 iraquí. Actualmente no está nada claro si fueron víctimas de los supuestos ataques del ISIS sobre la población local o de los ataques aéreos estadounidenses. Foto del Ejército de Tierra iraquí a través de ACIG.info

En las horas siguientes los medios aéreos del Ejército de Tierra iraquí realizaron decenas de misiones de evacuación médica con helicópteros Mi-17 y EC.635 para evacuar a los civiles heridos, muchos de ellos niños, que se encontraban en las proximidades del lugar de los ataques aéreos de la coalición.

Más tarde, el mismo 30 de junio, Garver declaró que durante los últimos dos días la coalición había “atacado dos importantes convoyes del Estado Islámico que huían de Fallujah”. Garver dijo que durante los ataques se habían destruido 55 camiones al suroeste de Faluya y otros 120 vehículos, entre los que figuraban tres vehículos que transportaban artefactos explosivos improvisados, al este de Ramadi, mientras que los medios aéreos del Ejército de Tierra y del Ejército del Aire iraquíes habían destruido decenas de vehículos más.

Estas informaciones contradictorias plantean una serie de preguntas. Si bien queda claro que las Fuerzas Armadas estadounidenses y la coalición que lideran están haciendo todo lo posible por evitar blancos civiles, hay cuestiones que no quedan nada claras. ¿Por qué los iraquíes lanzaron su primer ataque a pesar de las advertencias de los estadounidenses respecto a la presencia de civiles?

¿Por qué los estadounidenses impidieron que los iraquíes atacaran el segundo convoy, pero luego lo atacaron ellos por su cuenta? Y por último, ¿quién está detrás de los heridos civiles del 30 de junio? ¿Fueron combatientes del ISIS, los estadounidenses y su coalición o los iraquíes?

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El Blog de Tiro Táctico.

  • 100% ad free experience
  • Get our best stories sent to your inbox every day
  • Membership to private Facebook group
Show your support for continued hard hitting content.
Only $19.99 per year and for a limited time, new subscribers receive a FREE War Is Boring T-Shirt!
Become a War is Boring subscriber