Detener a China supondría dos tercios del Ejército del Aire estadounidense

EE.UU. necesitaría casi todos sus cazas en una guerra contra Taiwan

Detener a China supondría dos tercios del Ejército del Aire estadounidense Detener a China supondría dos tercios del Ejército del Aire estadounidense
En 2017 para derrotar inmediatamente a una oleada de aviones de combate chinos que atacaran Taiwan serían necesarios 2.200 cazas estadounidenses listos para la... Detener a China supondría dos tercios del Ejército del Aire estadounidense

En 2017 para derrotar inmediatamente a una oleada de aviones de combate chinos que atacaran Taiwan serían necesarios 2.200 cazas estadounidenses listos para la acción, lo que vienen siendo dos tercios de todos los cazas disponibles en el inventario estadounidense. Esa es la principal conclusión de un novedoso informe realizado por RAND, un comité de expertos de California.

RAND señala que el Pentágono dispone de más y mejores cazas que China, y mejores pilotos también. Pero en Taiwan, la geografía favorece al Ejército Popular de Liberación (EPL) de China. “China no necesita estar totalmente a la altura de los EE.UU. para desafiar la capacidad estadounidense de llevar a cabo con eficacia operaciones militares cerca del continente chino”.

Históricamente, la fuerza aérea del EPL no ha supuesto demasiada amenaza para los países vecinos. En las últimas dos décadas, sin embargo, China ha modernizado rápidamente su fuerza aérea. Mientras que en 1996 China acababa de recibir su primer pedido de 24 cazas de cuarta generación, en la actualidad cuenta con más de 700. Los EE.UU., mientras tanto, han añadido cazas de quinta generación a su inventario, y su flota continúa siendo más avanzada y más numerosa que la de China.

 

No obstante, en el otro lado de la balanza, frente a la ventaja global estadounidense, se encuentran el factor de situación y el geográfico: China disfrutaría de las ventajas de la proximidad en la mayoría de escenarios de conflicto en Asia. Podría operar desde muchas más bases, lo que le permitiría llevar más aeronaves a un conflicto, y sus principales activos se encontrarían más dispersos sobre zonas muy amplias y más protegidos frente a un ataque. Es más, las pocas bases aéreas estadounidenses en las proximidades probablemente se enfrentaría al ataque con misiles de China, lo que degradaría su capacidad para apoyar las operaciones.

Según las cifras arrojadas por RAND, para 2017 los EE.UU. tendrían que desplegar 30 alas aéreas de 75 cazas cada una en el oeste del Pacífico para desbaratar completamente un ataque aéreo de China sobre Taiwan. Eso es “insostenible”, según el comité de expertos.

Detener a China supondría dos tercios del Ejército del Aire estadounidense. EE.UU. necesitaría casi todos sus cazas en una guerra contra Taiwan.

“Los EE.UU. tendrían más posibilidades de imponerse en una campaña de desgaste diseñada para derrotar una ofensiva aérea china con el paso del tiempo”, asevera RAND. Siete alas aéreas podrían abatir en una semana a la mitad de los aviones de combate chinos. Para hacer eso mismo en tres semanas sólo necesitarían cuatro alas aéreas.

Pero tres semanas son muchas semanas en el caso de una invasión. Para entonces probablemente el ejército chino ya habría invadido Taiwan, apunta RAND.

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El Blog de Tiro Táctico.