Cómo mejorar aún más el fusil M1 Garand: acortar y aligerar

La versión carabina del emblemático fusil llegó demasiado tarde para la Segunda Guerra Mundial

Cómo mejorar aún más el fusil M1 Garand: acortar y aligerar Cómo mejorar aún más el fusil M1 Garand: acortar y aligerar
Lo cierto es que la carabina M1 de la Segunda Guerra Mundial no fue diseñada para convertirse en un arma de infantería de primera... Cómo mejorar aún más el fusil M1 Garand: acortar y aligerar

Lo cierto es que la carabina M1 de la Segunda Guerra Mundial no fue diseñada para convertirse en un arma de infantería de primera línea. Al contrario, el Ejército de Tierra estadounidense tenía previsto que los soldados en funciones de apoyo utilizaran el arma estrictamente como último recurso para su defensa personal.

Sin embargo, la ligera y práctica carabina se hizo muy popular entre las tropas estadounidenses de todo tipo, a pesar de que el arma carecía de la potencia de fuego de, digamos, el M1 Garand. En 1943 los soldados estadounidenses de todos los teatros de operaciones demandaban una versión carabina más práctica del Garand.

En enero de 1944 la Junta de Infantería [Infantry Board] probó una versión más corta y más ligera del Garand que se desarrolló para la 93ª División de Infantería. La Junta concluyó que acortar el fusil no perjudicaba la precisión.

El Coronel Rene Studler, jefe de armamento, dirigió el arsenal Springfield Armory durante el desarrollo de una carabina adecuada para su adopción por todas las unidades. John Garand, principal diseñador del fusil M1, empezó a trabajar en una culata plegable decente.

En un par de meses tuvieron un prototipo listo para ponerlo a prueba.

Prototipo inicial de la carabina, abajo en la foto, comparado con un Garand normal. Fuente de la imagen

El prototipo M1E5 montaba un cañón de tan sólo 18 pulgadas de largo (46 cm.), por debajo del largo habitual de 24 pulgadas (61 cm.), y además presumía de incorporar una ingeniosa culata plegable con forma de pantógrafo que se une al arma a través de un capuchón metálico que envuelve el extremo del fusil.

El arma tenía una longitud total con la culata extendida de 37’5 pulgadas (95 cm.) y pesaba 8’4 libras (3’8 kg.). Estas medidas todavía estaban por encima de las 5’8 libras (2’6 kg.) y 36 pulgadas (91 cm.) de la carabina M1, pero por debajo de las 9’6 libras (4’4 kg.) y 43’5 pulgadas (110 cm.) del Garand.

En un principio el M1E5 no incorporaba una empuñadura tipo pistola y en su lugar presentaba una culata convencional de perfil recto por la que agarrar el arma. Los probadores del centro de pruebas Aberdeen Proving Grounds recomendaron que se le añadiera una empuñadura.

Tanto la culata como la empuñadura tipo pistola que se le añadió se plegaban hacia delante. Curiosamente la culata también incluía un espacio para el alza para disparar granadas de fusil, la cual se acoplaba a la base del alza fija del arma.

Aunque el cañón más corto no afectaba negativamente a la precisión hasta los 300 metros, el retroceso del arma, el ruido y el fogonazo en la boca de fuego aumentaban considerablemente. Era evidente que añadirle un freno de boca podría mitigar estos problemas.

Las modificaciones de la culata mejoraron la ergonomía y la robustez del arma, especialmente a la hora de disparar granadas de fusil. No obstante, el arsenal Springfield Armory dejó de trabajar en el diseño de la carabina Garand a finales de 1944 poco después de terminar las pruebas. Springfield destinó a su personal para que se concentrara en el fusil de fuego automático T20 que se encontraba en desarrollo. La guerra terminó antes de que Springfield pudiera retomar el proyecto de la carabina.

En junio de 1946 Garand presentó una patente para proteger el diseño de la culata, y el gobierno se la concedió en febrero de 1949. El arsenal Springfield Armory sólo fabricó un prototipo M1E5. Actualmente forma parte de la colección histórica del arsenal.

Este artículo fue publicado por primera vez en el sitio web Historical Firearms [Armas de Fuego Históricas].

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El Blog de Tiro Táctico.