Parece que el Cártel de Sinaloa se está metiendo en una Guerra Civil

WIB front February 17, 2017 War Is Boring 0

Ilustración de Surian Soosay a través de Flickr Unos pistoleros intentaron asesinar a los hijos del jefe por LEONARDO GOI Este artículo fue publicado por primera vez...
Ilustración de Surian Soosay a través de Flickr

Unos pistoleros intentaron asesinar a los hijos del jefe

por LEONARDO GOI

Este artículo fue publicado por primera vez en InSight Crime.

Puede que las luchas internas por el poder entre diferentes facciones del Cártel de Sinaloa hayan conducido a un aumento de la violencia en el oeste de México, el último ejemplo de conflicto interno que ha acosado al grupo criminal durante años.

Dos hijos del actualmente detenido líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, resultaron heridos el 4 de febrero de 2017 cuando presuntamente uno de los socios más cercanos del jefe del cártel intentara asesinarlos, informó el periódico mexicano El Universal.

El Chapo fue detenido en México en enero de 2016 y extraditado a Estados Unidos el mes pasado.

Supuestamente la reciente emboscada fue llevada a cabo por Dámaso López, conocido como “Licenciado”, quien según parece tenía como blanco a dos de los hijos de El Chapo, además de a Ismael “El Mayo” Zambada, otro cabecilla del Cártel de Sinaloa.

El ataque contra la familia de El Chapo coincide con un reciente aumento de la violencia en el estado de Sinaloa. Entre el 5 de febrero y el 7 de febrero 12 personas perdieron la vida en enfrentamientos entre fuerzas de la Policía y miembros de grupos criminales.

La nueva ola de violencia obligó a las autoridades a tomar medidas extraordinarias, y así el 8 de febrero se cerraron 148 colegios de todo Sinaloa después de que estallaran nuevos enfrentamientos con grupos del crimen organizado.

Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, jefe del Cártel de Sinaloa, bajo custodia de Estados Unidos. Foto de la Policía de Aduanas e Inmigración de EE.UU. [Immigration and Customs Enforcement (ICE)]

Análisis del sitio web InSight Crime

Aunque el patente intento de asesinato de los hijos de El Chapo a manos de Licenciado es una señal de que las disputas dentro del Cártel de Sinaloa pueden ir en aumento, las luchas internas en la organización se venían produciendo ya desde bastante antes de la detención de El Chapo.

Se llevan produciendo enfrentamientos entre miembros y aliados cercanos del Cártel de Sinaloa desde hace varios años. El estado de Sinaloa ha sido lugar de enfrentamientos entre y dentro de los cárteles desde por lo menos 2011, y como consecuencia de tales enfrentamientos la zona fue víctima de una crisis de desplazamientos forzados a gran escala.

Sin embargo, en otras partes del país, incluídas Nayarit, Sonora, Durango y partes de Jalisco y Guerrero, estas rivalidades se remontan a mucho más atrás.

Los ataques contra la familia de El Chapo parecieron incrementarse tras la detención del jefe en enero de 2016. En julio de 2016 un grupo de hombres armados irrumpió en la casa de la madre del capo y saquearon la ciudad en la que vive. Y en agosto de 2016 dos de los hijos de El Chapo fueron secuestrados y liberados poco después en circunstancias poco claras.

Sin embargo, el poder de Guzmán comenzó a disminuir mucho antes de su caída y las luchas internas han sido una característica recurrente del Cártel de Sinaloa.

Lo que resulta una novedad es que el nivel de violencia desencadenado por los recientes enfrentamientos entre grupos del crimen organizado resulta elevado, incluso según los estándares de Sinaloa.

El Índice de Paz en México durante 2015 [2015 Mexico Peace Index], publicado por el Instituto para la Economía y la Paz [Institute for Economics and Peace], clasifica a Sinaloa como el tercer estado más violento de México.

Este artículo fue publicado por primera vez en InSight Crime.

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El Blog de Tiro Táctico.

  • 100% ad free experience
  • Get our best stories sent to your inbox every day
  • Membership to private Facebook group
Show your support for continued hard hitting content.
Priced at $19.99 per year, the first 200 people to sign up will receive a free War is Boring T-Shirt.
Become a War is Boring subscriber