Los fusiles de sniper rusos han mejorado a la hora de atravesar blindaje corporal

Los fusiles militares de largo alcance han mejorado sus prestaciones

Los fusiles de sniper rusos han mejorado a la hora de atravesar blindaje corporal Los fusiles de sniper rusos han mejorado a la hora de atravesar blindaje corporal
La implicación rusa en Siria y Ucrania ha proporcionado una gran experiencia al Ejército ruso. Una de las marcas distintivas de estos conflictos es... Los fusiles de sniper rusos han mejorado a la hora de atravesar blindaje corporal

La implicación rusa en Siria y Ucrania ha proporcionado una gran experiencia al Ejército ruso. Una de las marcas distintivas de estos conflictos es el continuo uso de tácticas de sniper. Como resultado, el sniper ruso moderno ha evolucionado mucho más allá de la tecnología relativamente primitiva utilizada durante la Guerra Fría.

En particular, se ha prestado mucha atención a los sistemas de armas de sniper que tienen la capacidad de penetrar blindaje corporal.

Actualmente hay en servicio en las Fuerzas Armadas rusas tres sistemas de armas de sniper que plantean una seria amenaza para las tropas estadounidenses que van protegidas por su blindaje corporal. En conjunto, estos sistemas ─el SVDK, varios sistemas en calibre .338 Lapua y el ASVK─ cubren todos los alcances posibles en un enfrentamiento armado.

Los actuales fusiles de sniper rusos estándar en calibre 7’62x54R ─el SV Dragunov y el SV-98─ se ven claramente superados por el blindaje corporal estadounidense. Ambos fusiles disparan el cartucho perforante para sniper 7N14 (152 grains a unos 840 m/s) y el cartucho perforante 7N13. Estos cartuchos tienen unas especificaciones similares a las del cartucho blindado perforante calibre .30-06 M2 AP Ball (150 grains a 835 m/s), para el que están certificadas las placas de blindaje ESAPI/XSAPI que utilizan actualmente los militares estadounidenses.

Para contrarrestar esto, el Ejército ruso desarrolló el fusil SVDK.

Sobre estas líneas, fusil SVDK. Foto de Vitaly V. Kuzmin. En la cabecera, fusil T-5000. Foto de Vitaly V. Kuzmin

La «K» significa «Krupnokalibernaya», lo que indica que el SVDK es de grueso calibre. El propósito urgente de este fusil era hacer frente a blancos protegidos con blindaje corporal pesado. El SVDK se basó en el fusil de caza civil Tigr-9 en calibre 9’3×64 milímetros Brenneke. Este cartucho se diseñó originalmente para cazar mayor en África, incluido elefantes.

Sobre la base de este cartucho, los rusos desarrollaron el cartucho para sniper 7N33, que lanza a 770 m/s un proyectil de 254 grains con núcleo de acero, lo que supone un 40 por ciento más de energía que el anterior cartucho perforante para sniper 7N14.

La mayor potencia del cartucho del SVDK resulta evidente al comparar el tamaño de los cargadores. Además monta un visor de aumentos variables 3-10x 1P70 «Hyperion», que constituye una modernización respecto al visor estándar de aumento fijo 4x PSO-1 que montaban los fusiles SVD estándar. El SVDK también incorpora la culata plegable del fusil SVDS, así como un bípode integrado.

Infante de marina estadounidense con un fusil SVDK capturado en Irak. Foto del Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU.

En general, el SVDK constituye un potente fusil semiautomático de sniper que puede perforar blindaje corporal hasta una distancia de 600 metros, con un peso relativamente bajo de 6’5 kilogramos. No hay fusiles en la OTAN comparables al SVDK.

Los fusiles de sniper rusos de calibres medios que pueden perforar blindaje corporal son los varios fusiles en servicio en calibre .338 Lapua. Aunque el uso del calibre .338 Lapua por parte de los rusos se debe en gran medida a que este cartucho es magnífico para el tiro a larga distancia en general, un cartucho .338 típico resulta tremendamente potente, con cerca del doble de energía que el cartucho 7N14 calibre 7’62x54R.

Actualmente no existe ningún blindaje corporal que se sepa capaz de parar un proyectil perforante .338 Lapua.

Aunque sabemos que los sniper rusos utilizan fusiles en calibre .338 de fabricantes europeos, en particular el fusil austríaco Steyr SSG 08, el finlandés TRG 42 y el británico AI AWM, esto está cambiando. Últimamente el fusil autóctono ruso Orsis T-5000 ha ganado protagonismo. La versión en calibre OTAN 7’62×51 milímetros de este fusil está más que probada en combate por las Fuerzas de Operaciones Especiales iraquíes.

Los snipers rusos y chinos han ganado competiciones con este fusil, sin embargo, el Ejército ruso aún no lo ha adoptado oficialmente para el servicio. Según algunas informaciones, se ha probado con el sistema de soldado del futuro «Ratnik».

Fusil T-5000. Foto de Vitaly V. Kuzmin

No obstante, el fusil T-5000 no está exento de problemas. Durante la feria internacional de armas IWA-2017, el modelo de muestra del fusil T-5000 en calibre .338 Lapua tenía considerables problemas para abrir el cerrojo, lo que sugiere que puede que Orsis no haya terminado el desarrollo de este nuevo fusil en calibre .338 Lapua. Kalashnikov Concern también ha desarrollado un fusil en calibre .338 Lapua basado en el SV-98: el SV-338. Este fusil no se ha adoptado o probado todavía.

En cualquier caso, la proliferación de fusiles calibre .338 Lapua en las Fuerzas Armadas rusas acredita que este calibre tiene una tremenda capacidad para atravesar blindaje corporal a largas distancias, y los fusiles Orsis T-5000 y SV-338 demuestran que Rusia tiene por lo menos cierta capacidad para la fabricación nacional de estos fusiles.

Hay muchos fusiles con esta misma capacidad en la OTAN, dado que muchos países de la OTAN tienen en servicio fusiles de sniper en este calibre. Concretamente, el Remington MSR se encuentra en servicio en las Fuerzas Armadas estadounidenses como fusil para los snipers del U.S. Special Operations Command [Mando de Operaciones Especiales de EE. UU.] tras resultar ganador del programa Precision Sniper Rifle. Dispara el cartucho .338 Lapua con la posibilidad de cambiar rápidamente al calibre .300 WM y 7’62×51 milímetros OTAN.

Otros fusiles rusos que pueden atravesar blindaje corporal son los fusiles de sniper ASVK y ASVKM ─fusil de sniper del Ejército de Tierra de grueso calibre─.

Desarrollado originalmente junto con el SVDK en la década de 1990 como un fusil de largo alcance adecuado contramaterial, tuvo una mayor adopción que su rival en calibre .50, el fusil OSV-96.

Fusil ASVK en Siria. Foto de Armament Research

El ASVK se ha utilizado en Siria y Ucrania. El ASVK es un fusil de sniper/contramaterial tipo bullpup en calibre .50. Debido a su gran calibre, no hay blindaje corporal ─o incluso la mayoría de cubiertas─ que se le resista. A diferencia de los fusiles contramaterial tipo bullpup occidentales, como el Barrett M95, en el que la palanca del cierre va montada sobre el cierre por detrás del disparador, el ASVK lleva la palanca del cierre delante del disparador, lo que permite una manipulación fácil y rápida.

Recientemente, el ASVK se ha convertido en ASVKM ─M de «modernizado»─. Se fabrica con materiales más ligeros, lo que reduce su peso hasta los 10 kilogramos. Eso son tres kilos menos que el fusil de sniper M107 del Ejército estadounidense. La modernización también aumenta la vida útil del cañón y del freno de boca.

A diferencia del SVDK y los fusiles en calibre .338 Lapua que en su gran mayoría han entrado en servicio únicamente en unidades especiales, el ASVKM se está adoptando más ampliamente. Los fusiles se entregaron a unidades de fuerzas especiales del GRU a principios de 2017 y está previsto que también se entreguen a unidades de infantería aerotransportada y de montaña. Aunque la OTAN cuenta con fusiles análogos al ASVKM, no muchos son tan compactos o ligeros como el ruso, gracias a su diseño esquelético y tipo bullpup.

Para concluir, aunque los rusos continúan desplegando con fusiles de sniper que no pueden atravesar el blindaje corporal estadounidense, como es el caso del fusil SV98 ─que entró en servicio con la infantería aerotransportada en 2015─ y el SVD, cuentan con muchas armas capaces de atravesar el blindaje corporal estadounidense a cualquier distancia.

Desde un enorme fusil semiautomático adaptado hasta uno esquelético tipo bullpup en calibre .50, estos fusiles de sniper pueden parecer poco ortodoxos, pero resultan tremendamente letales.

Este artículo fue publicado por primera vez en The National Interest.

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El blog de Tiro Táctico.

If you have any problems viewing this article, please report it here.
  • 100% ad free experience
  • Get our best stories sent to your inbox every day
  • Membership to private Facebook group
Show your support for continued hard hitting content.
Only $19.99 per year!
Become a War is Boring subscriber