La ametralladora DP se ve rara, pero derramó mucha sangre

Apodada 'el fonógrafo de Stalin,' en el campo de batalla este arma supuso una cruz para miles de soldados

La ametralladora DP se ve rara, pero derramó mucha sangre La ametralladora DP se ve rara, pero derramó mucha sangre
Desde 1928 se ha podido ver en los campos de batalla de todo el mundo un arma de la era soviética muy curiosa que... La ametralladora DP se ve rara, pero derramó mucha sangre

Desde 1928 se ha podido ver en los campos de batalla de todo el mundo un arma de la era soviética muy curiosa que confirma la veracidad del antiguo dicho “las apariencias engañan.” Una vez se la apodó “el fonógrafo de Stalin” y la melodía que toca es el sonido del fuego automático.

Utilizada por los rusos para acribillar tanto a los finlandeses como a los nazis, por los comunistas chinos y las tropas norcoreanas para combatir a las fuerzas de Naciones Unidas, y por los Vietcong y los norvietnamitas para atacar a los soldados estadounidenses, la Ruchnoy Pulemyot Degtyaryova Pekhotny, más conocida como ametralladora ligera DP, ha derramado mucha sangre.

Incluso a día de hoy, las fuerzas estadounidenses o los observadores militares extranjeros se encuentran de vez en cuando una DP en manos de combatientes tales como las milicias somalíes y los talibanes. De hecho, aunque se trate de un arma considerada obsoleta ya desde la década de 1960, fuerzas armadas de todo el mundo todavía encuentran razones para tener a mano una DP.

Icono WIB

Diseñada por uno de los mejores, y muchas veces desestimado, ingenieros de armas de fuego de la Unión Soviética, la DP se compone de solo unas cuantas piezas y tolera estupendamente el polvo y la suciedad del campo de batalla. Se trata de una ametralladora ligera diseñada para que cualquiera pueda utilizarla.

A pesar de que el recién creado gobierno bolchevique de la Unión Soviética firmó unilateralmente un acuerdo de paz con las Potencias Centrales y puso fin a su participación en la Primera Guerra Mundial muy pronto, el joven Ejército Rojo mantenía su interés por combatir. Muchos generales soviéticos se quedaron impresionados por las ametralladoras ligeras utilizadas durante la Primera Guerra Mundial tales como la ametralladora Lewis, arma adquirida originalmente por el régimen zarista para ser utilizada por los rusos.

La Lewis era un arma interesante para aquella época. Disparaba cartuchos de fusil, llevaba pistolete y bípode y utilizaba un cargador característico con forma de plato. Un cargador con forma de plato se diferencia de un cargador de tambor en que los cartuchos se disponen perpendicularmente al eje de rotación del cargador para alimentar el arma. Los cargadores con forma de plato se colocan en la parte superior del arma, de tal forma que parece como si la ametralladora llevara encima un tocadiscos antiguo.

Sin embargo, el Ejército Rojo buscaba un arma más ligera que la Lewis. El gobierno soviético quería una ametralladora de producción nacional que pudiera fabricarse con mano de obra no cualificada.

Sobre estas líneas, un soldado del Ejército de Tierra estadounidense descansa al lado de una ametralladora ligera DP en la cota 902 en Corea del Sur, 1951. Foto del Ejército de Tierra estadounidense. En la cabecera, tropas polacas del Pacto de Varsovia con una DP durante la Guerra Fría. Foto vía Wikimedia.Sobre estas líneas, un soldado del Ejército de Tierra estadounidense descansa al lado de una ametralladora ligera DP en la cota 902 en Corea del Sur, 1951. Foto del Ejército de Tierra estadounidense. En la cabecera, tropas polacas del Pacto de Varsovia con una DP durante la Guerra Fría. Foto vía Wikimedia

El Ejército Rojo le encargó este trabajo a Vasily Alekseyevich Degtyaryov, uno de los diseñadores e ingenieros de armas de fuego más prolíficos de la Historia soviética.  Hoy día el diseñador soviético de armas de fuego más conocido es Mikhail Kalashnikov, cuyo fusil de asalto del mismo nombre se utiliza en todo el mundo.

Sin embargo, Degtyaryov merece más reconocimiento del que normalmente recibe en la actualidad. Nacido en 1880 en Tula, una ciudad al sur de Moscú que aún a día de hoy se encuentra íntimamente ligada a la fabricación de armas y municiones, fue ingeniero militar con los zares y los soviéticos.

Degtyaryov dirigió la primera oficina soviética de diseño de armas portátiles, en la que fue responsable del diseño de varias ametralladoras, subfusiles y fusiles contracarro. Con el tiempo alcanzó el empleo de General de División del arma de ingenieros y artillería del Ejército Rojo y se doctoró en Ciencias Técnicas.

Como si esto fuera poco, Degtyaryov fue el segundo condecorado con la medalla de Héroe del Partido Socialista. El primer condecorado no fue otro más que Joseph Stalin, que recibió tal distinción tan sólo dos semanas antes. Alabado a lo largo de toda su vida, Degtyaryov recibió otras muchas condecoraciones soviéticas por sus logros antes de su muerte en 1949, a pesar del hecho de que no entró a formar parte del Partido Comunista hasta 1941.

Tomando la ametralladora Lewis como punto de partida, Degtyaryov diseñó un arma para el cartucho de fusil más habitual en la Unión Soviética, el cartucho 7’62 x 54R milímetros que disparaba el fusil Mosin-Nagant, fusil que durante una época utilizaron las tropas rusas y del Ejército Rojo. Se trata de un cartucho muy potente y el que más tiempo ha prestado servicio activo. Desarrollado por primera vez en 1891, todavía llega hasta nuestros días como cartucho de uso militar y además es uno de los pocos cartuchos con reborde todavía en servicio.

La DP no sólo dispara cartuchos 7,62 x 54R milímetros, sino que además se trata de una ametralladora ligera accionada por gas que resulta mucho más sencilla que una ametralladora Lewis. Consta de seis piezas fundamentales y tolera muy bien la suciedad y la acumulación de carbonilla. De hecho, los soldados soviéticos decían, en broma, que la ametralladora disparaba mejor después de enterrarla.

Ametralladora ligera DPM, la versión modernizada de la DP de la era soviética. Foto del Ministerio de Defensa polaco.Ametralladora ligera DPM, la versión modernizada de la DP de la era soviética. Foto del Ministerio de Defensa polaco

Además cuenta con una capacidad para 47 cartuchos que se almacenan en un cargador con forma de plato similar al de la ametralladora Lewis. Cuando el tirador dispara con la DP, la tapa del cargador gira como el disco de un fonógrafo, que es lo que llevó a los soviéticos a apodarla proigryvatel (“fonógrafo” o “tocadiscos”).

Pero la DP no está exenta de problemas. En su versión original, el bípode era demasiado endeble y solía doblarse o se rompía. Municionar su cargador con forma de plato supone una tarea tediosa, cuando está lleno pesa mucho y lleva su tiempo acoplarlo correctamente al arma, y el tiempo no siempre abunda en el campo de batalla.

Sin embargo, la DP dispara a una cadencia de fuego de hasta 600 disparos por minuto, lo cual se traduce en que el cañón no suele sobrecalentarse y es más fácil apuntar porque la ametralladora se mueve muy poco al disparar. Con un peso total, cargador lleno incluido, de menos de 12 kilos y un alcance eficaz de unos 800 metros, puede proporcionar fuego de supresión o utilizarse durante un asalto si se lleva al hombro con una correa portafusil.

Los soviéticos montaron diferentes versiones de la DP en vehículos blindados, carros de combate y aeronaves.

Al igual que muchas otras armas de la era soviética, esta ametralladora podía fabricarse en masa. Se fabricaron tantísimas ametralladoras DP, incluida una versión modernizada denominada DPM con la que se intentaron solucionar los problemas de la DP, que los soviéticos enviaron miles de ametralladoras a países satélite y países comunistas de todo el mundo.

Aunque los soviéticos cambiaron la DP y sus variantes por la ametralladora PK durante la década de 1960, Corea del Norte y la República Popular de China fabricaron sus propias copias de la DP. Curiosamente, la PK dispara el mismo cartucho 7’62 x 54R milímetros que la DP, ya que éste ejerce más fuerza de retroceso sobre el cierre que el cartucho 7’62 x 39 milímetros del fusil Kalashnikov, lo cual facilita considerablemente el ciclo de fuego del arma y por ende su buen funcionamiento.

Por lo tanto, aunque a alguno pueda resultarle extraño, la DP constituye un arma extremadamente simple y eficaz cuyos disparos todavía pueden escucharse en el campo de batalla, aunque se trate de un arma diseñada hace más de 80 años, que dispara un cartucho inventado hace más de un siglo y que parece como si llevara encima el tocadiscos de tu abuelo en el que escuchaba los discos de Perry Como.

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El Blog de Tiro Táctico.

  • 100% ad free experience
  • Get our best stories sent to your inbox every day
  • Membership to private Facebook group
Show your support for continued hard hitting content.
Priced at $19.99 per year, the first 200 people to sign up will receive a free War is Boring T-Shirt.
Become a War is Boring subscriber