El Ejército de Tierra estadounidense diseña una nueva granada de mano después de más de 40 años

WIB land October 8, 2016 0

Un soldado lanza una granada de instrucción en Fort Harrison, Montana (EE.UU.). Foto de la Reserva del Ejército de Tierra estadounidense La ET-MP es...
Un soldado lanza una granada de instrucción en Fort Harrison, Montana (EE.UU.). Foto de la Reserva del Ejército de Tierra estadounidense

La ET-MP es un dos por uno, una granada de fragmentación-contusión (defensiva-ofensiva)

por ROBERT BECKHUSEN

La granada de mano constituye un arma de antaño pero para nada irrelevante. Pocos dispositivos existen tan brutalmente eficaces para matar en el interior de espacios cerrados, tales como cuevas o habitaciones, como la granada de fragmentación M67 del Ejército de Tierra estadounidense.

La M67 ya lleva un tiempo con nosotros, y es que entró en servicio en 1968. Mecánicamente no difiere mucho de las granadas que los soldados estadounidenses lanzaron dentro de los búnkeres en las dos guerras mundiales. Se trata de toda una reliquia, una todavía muy práctica y útil, que ha sobrevivido hasta bien entrado el siglo XXI, al igual que la ametralladora Browning M2.

Pero el Picatinny Arsenal (centro militar de investigación y desarrollo de armamento del Ejército de Tierra estadounidense) trabaja en un sustituto, que si entra en servicio, se convertirá en la primera granada letal estadounidense desde Vietnam. Y existe una interesante opción de diseño detrás.

La granada multipropósito táctica mejorada [Enhanced Tactical Multi-Purpose], o ET-MP, podrá alternar entre dos modos de funcionamiento y producir dos clases diferentes de explosiones, según el Picatinny Arsenal. Al mismo tiempo, reincorpora un antiguo efecto de “contusión” [concussive] ausente en el Ejército de Tierra estadounidense desde los años 1970.

La granada permite que el lanzador la configure y elija entre un modo fragmentación y un modo contusión.

Además, la ET-MP aporta mayor seguridad a su lanzador, señalaba el Picatinny Arsenal en unas declaraciones de hace unas semanas. Esto se debe a que la granada cuenta con una espoleta electrónica, o mecanismo de retardo, a diferencia de la espoleta mecánica de la M67. En pocas palabras, una espoleta electrónica ofrece mayor fiabilidad a largo plazo y la detonación puede programarse de forma muy precisa.

No obstante, en este momento la granada parece constituir únicamente un diseño, para el cual el Pentágono ha realizado una asignación presupuestaria de 1'1 millones de dólares en el ejercicio fiscal de 2017, pequeña en comparación con otros programas militares.

Dibujo del diseño de la ET-MP. Ilustración del Mando de Investigación, Desarrollo e Ingeniería del Ejército de Tierra estadounidense [U.S. Army Research, Development and Engineering Command]

A día de hoy el Ejército de Tierra estadounidense utiliza la M67, esférica y aproximadamente del tamaño de una pelota de béisbol, como su principal granada de mano. Los soldados suelen llevar otros tipos de granadas menos letales que generan destellos y sonidos para desorientar, luz o calor intenso para inutilizar armamento y equipo.

El Ejército de Tierra estadounidense contó otrora con granadas de contusión denominadas MK3A2, que se empezaron a utilizar para limpiar búnkeres en la Primera Guerra Mundial. Con una forma similar a la de una lata de cerveza, estas grandadas mataban o incapacitaban al enemigo al detonar en espacios confinados por efecto de la presión generada por la explosión que reverberaba contra las paredes.

Kalashnikov lanza al mercado un sustituto para su famoso fusil de sniper

Los soldados lanzaron muchas de esas en el campo de batalla, tantas como para que la granada de contusión se convirtiera en el segundo tipo de arma más utilizado por los soldados estadounidenses en la Guerra de Vietnam, según un estudio realizado por el Ejército de Tierra estadounidense en 1969 sobre 17 unidades de infantería que participaron en el conflicto. Las granadas de fragmentación, que matan al proyectar pequeños fragmentos de metal (metralla) con la explosión, fueron las más populares.

Pero la MK3A2 suponía un peligro para los soldados estadounidenses. El revestimiento exterior de la granada estaba compuesto por hasta un 50 por ciento de asbesto, el cual contiene fibras microscópicas que pueden dispersarse con la explosión y plantean un serio peligro para la salud en caso de inhalación. Sin duda no conviene respirar profundamente al despejar una habitación tras la detonación de una de estas granadas en su interior.

El Ejército de Tierra estadounidense retiró del servicio la MK3A2 en 1975, según el Picatinny Arsenal. Las granadas de fragmentación y las aturdidoras, como la actual granada flashbang M84, ocuparon su lugar.

Pero puede que en unos años los soldados vuelvan a disponer de estas granadas en un formato de dos por uno. Como granadas de contusión tienen un radio de acción letal más reducido que el de las granadas de fragmentación, lo que proporciona mayor flexibilidad a los soldados a la hora de despejar obstáculos.

La granada ET-MP presenta otra ventaja, que es ambidiestra.

Se trata de una característica importante porque la actual granada M67 fue diseñada para soldados diestros, de tal forma que el Ejército de Tierra estadounidense entrena a los soldados zurdos para que agarren la granada boca abajo, sujetando la palanca de seguridad hacia abajo con el pulgar izquierdo al mismo tiempo que tiran de la anilla con la otra mano (la derecha).

Pero eso puede complicarle el manejo de la granada a un zurdo. Cuando se utiliza un arma con la que un simple tropiezo puede suponer la muerte del lanzador y los que se encuentren a su alrededor, complicar es una palabra que nadie quiere escuchar.

Traducido por Jorge Tierno Rey, autor de El Blog de Tiro Táctico.